26. April 2013 · Kommentare deaktiviert für Melilla, Pressekonferenz zur Fluchthilfe · Kategorien: Marokko, Spanien · Tags:

150 bis 200 Flüchtlinge haben in der vergangenen Nacht versucht, über den EU-Zaun zu klettern, 50 haben es schlussendlich bis in die Stadt Melilla geschafft. Auf einer Pressekonferenz stellte Mustafa Aberchán, politischer Oppositionschef in Melilla, die Entwicklung dar: Die Flüchtlinge rannten unter den Rufen nach Freiheit, Freiheit auf die befahrenen Straßen zu und stürzten sich zum Teil sogar auf die Autos, um den verfolgenden Guardia-Civil-Polizisten und ihrer drohenden Rückschiebung nach Marokko zu entkommen. Bei diesen Verfolgungsjagden vom EU-Zaun bis in die Stadt Melilla verletzt die Guardia Civil immer wieder schwer die Flüchtlinge, die sie zu fassen bekommt. Mustafa Aberchá legte dar, dass die Öffnung seiner Haustür zur schnellen Aufnahme von 50 vorbeilaufenden Flüchtlingen ein Akt des Schutzes war. Sie hätten sich zum Teil in Lebensgefahr befunden. – Mit dem mutigen Akt von Mustafa Aberchá gerät die brutale EU-Abschottung bei Ceuta und Melilla in die politische Kritik.

http://www.elmundo.es/elmundo/2013/04/25/espana/1366925730.html

El líder de la oposición de Melilla refugia en su casa a 50 indocumentados

  • Entre 150 y 200 inmigrantes han intentado entrar en avalancha
  • Unos 50 han conseguido entrar terminando en la casa de Mustafa Aberchán
  • Les ha abierto la puerta porque ’no quería agresiones en su casa‘
  • Denuncia que les tenían agrupados de forma ‚escandalosa e inhumana‘

Paqui Sánchez | Melilla
Actualizado viernes 26/04/2013 11:52 horas

El drama de la inmigración irregular ha escrito en la madrugada de este viernes un nuevo episodio en Melilla, pero no uno más de tantos por la intervención activa que ha tenido el líder de la oposición en la Asamblea regional, Mustafa Aberchán. El presidente de Coalición por Melilla (CPM), que fue presidente de la Ciudad Autónoma entre 1999 y 2000, ha refugiado en su casa al medio centenar de subsaharianos que ha asaltado con éxito la valla en torno a las 22,00 horas del jueves, aprovechando un momento de debilidad de la Guardia Civil, que en ese momento estaba efectuando el relevo de personal en el perímetro fronterizo.

En una rueda de prensa que tenía convocada con anterioridad a estos hechos, Aberchan ha narrado este viernes cómo ha vivido en las últimas horas la entrada de unos 50 inmigrantes a la ciudad. Según ha sostenido, cobijó a los inmigrantes que acababan de saltar la valla en su casa debido a la actitud „violenta“ de algunos agentes hacia los subsaharianos.

Según el líder de la oposición, la imagen de los inmigrantes y la actitud de algunos agentes „invitaban a abrir las puertas“ de su domicilio, máxime cuando había algunos subsaharianos que estaban heridos y „peligraba su vida“. Según ha relatado, se encontró la calle „estrecha“ en la que vive „tomada por la Policía“ y a un grupo de unos 30 inmigrantes que estaban agrupados de forma „escandalosa e inhumana“.

El asalto se ha producido entre el Cementerio Musulmán Sidi Guariach y Villa Pilar, donde en el momento del salto sólo había un guardia civil, según testigos presenciales. Pocos segundos después llegaron más para tratar de contener al numeroso grupo que intentaba pasar de Marruecos a Melilla escalando los seis metros de triple alambrada.

Alrededor de 150 ó 200 inmigrantes protagonizaron la avalancha, pero medio centenar consiguió el objetivo. Después, como siempre, se dispersaron corriendo en varias direcciones, la mayoría descalzos y sin camisetas. Algunos intentaron incluso subirse a los coches que en ese momento pasaban por la circunvalación, mientras otros, un par de ellos, buscaban la manera de desengancharse de la alambrada antes de que llegaran los refuerzos de la Guardia Civil.

En la casa de Aberchán

El grueso de los inmigrantes que lograron pisar suelo español se dirigieron en grupo, profiriendo gritos en los que podía entenderse la palabra ‘libertad’, hacia la Carretera de Farhana. En esta zona, donde abundan las urbanizaciones de chalets, vive Mustafa Aberchán. La avalancha le pilló rezando en la mezquita y al volver a casa se encontró con la situación caótica que sucede a cada asalto fronterizo: los agentes tratando de interceptar a los 50 ó 60 inmigrantes que estaban en la rampa del garaje del líder cepemista, y éstos a su vez intentando no dejarse capturar.

Ähnliche Beiträge

Kommentare geschlossen.